Inicio > Colectividad, Información y Comunicación > Carta entregada al Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Jorge Arreaza por Colectivo de Trabajadores de FUNDACITE Mérida

Carta entregada al Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Jorge Arreaza por Colectivo de Trabajadores de FUNDACITE Mérida

20 de noviembre de 2012 Deja un comentario Go to comments

Mérida, 7 de Noviembre de 2012

CIUDADANO
JORGE ARREAZA
MINISTRO DEL PODER POPULAR PARA LA CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN
CIUDAD.-

Ante todo reciba un cordial y combativo saludo rebelde y bolivariano de parte de la clase trabajadora de la Unidad Territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación FUNDACITE Mérida. Nos dirigimos a usted en la oportunidad de exponerle una serie de irregularidades que han venido ocurriendo en nuestra institución y que luego del llamado del compañero Presidente Chávez de profundizar la lucha contra el burocratismo creemos necesario hacer de su conocimiento para que se tomen los correctivos del caso.

Luego de hacer un análisis de las últimas elecciones presidenciales como trabajadores y trabajadoras comprometidos con el proceso revolucionario conjuntamente con la comunidad organizada, donde en nuestro Estado como es sabido perdimos, creemos necesario iniciar una revisión profunda a lo interno de nuestras instituciones. Por este motivo tomamos la iniciativa desde el espacio donde laboramos con compromiso militante y revolucionario.

La situación puntual que queremos exponer tiene que ver con lo que a nuestro entender ha representado la mala gestión que ha tenido el ciudadano Juan Pablo Buenaño como Presidente de FUNDACITE Mérida, quien desde que asumió tal cargo se ha negado reiterativamente a asumir el compromiso político y revolucionario que amerita estar en dicha posición de vanguardia. Resaltamos en este sentido que desde el inicio de su gestión, quienes suscribimos esta carta, le hemos solicitado que asuma dicho rol reuniéndose con nosotros para planificar y avanzar en acciones estratégicas que permitan colocar a la Unidad Territorial del Ministerio en consonancia con las demandas del proceso revolucionario en cuanto a la construcción del Poder Popular y por ende del Estado Comunal. Creemos firmemente que una buena gestión no solo se mide en cuestionarios y cuadros llenos de números sino en la trascendencia de las acciones de gobierno a través de los diferentes programas y proyectos que se traduzcan realmente en el buen vivir de las comunidades, y para lograr ésto es necesario y urgente hacer a un lado las viejas formas de gerenciar nuestras instituciones y dar paso a formas de organización donde la participación sea el pan nuestro de cada día: participación de las comunidades organizadas, participación de los trabajadores y participación del pueblo todo en la planificación, ejecución y control debe ser la consigna.

Aunque creemos que el carácter técnico de alto nivel debe ser indispensable en quienes estén en cargos de dirección de nuestras instituciones, también creemos como fundamental que los mismos deben representar los más altos valores que deben caracterizar a un revolucionario: el carácter político más allá de la banalización de la palabra y el carácter humano deben ser primeros. Un sujeto que no sienta empatía con las clases populares, que desprecie al ser humano, que maltrate a sus trabajadores no es digno de estar al frente de ninguna institución de un Gobierno Revolucionario.

Desde el punto de vista político-electoral: En el momento histórico que vive nuestro país y más aún nuestro Estado Mérida, las gestiones institucionales o son revolucionarias o no lo son, y estamos convencidos que gestiones antirrevolucionarias, antivenezolanas y antimerideñas han sido las que nos llevaron a la patética pérdida el 7-O de tan estratégica plaza como lo es Mérida. Sabemos que la mala gestión que ha realizado el actual presidente de FUNDACITE Mérida, como el no acompañamiento a la comunidad de Santa Ana, de la cual FUNDACITE Mérida ha sido padrino político, donde no se realizaron movilizaciones de ningún tipo para el 7-O,
el rotundo rechazo a la organización de los trabajadores y no asumir con madurez y valentía la bandera del presidente Chávez dentro de esta institución, así como el trato irrespetuoso y burla constante a las comunidades y trabajadores, han contribuido rotundamente al reciente revés electoral sufrido en nuestro Estado. Es tanto el desastre en la organización política de nuestra institución que la mayoría del material electoral como afiches, calcomanías, entre otros quedó sin uso, incluso los combos de franelas, gorras y cantimploras que debían ser vendidos para el financiamiento de la campaña se repartieron días después del 7-O a todo el que quisiera y el que más pudiera llevar como si no se tratase de material estratégico y de lucha para la campaña electoral.

Desde el punto de vista laboral: En cuanto a la determinación bolivariana de mantener una gestión humanista, de manera personal hemos escuchado palabras de Juan Pablo Buenaño donde niega el ingreso de trabajadores con alguna discapacidad escudándose tras la macabra excusa de que FUNDACITE Mérida no es una institución benéfica, lanzando por el suelo cualquier rasgo humanista que esta Revolución debe tener. Es el caso del compañero Javier Juárez, el cual padece un problema a nivel neurológico que lo limita a nivel motor y a quien se le negó la posibilidad de la renovación de su contrato a principios de 2012, aludiéndose en aquella oportunidad a que la institución no contaba recursos para su contratación, sin embargo vimos como de manera descarada al poco tiempo se contrató a otras personas, con vínculos comprobados de amistad con el Presidente de la institución. La presente gestión se ha visto marcada por innumerables casos de acoso laboral, cuando se han expresado molestias o desacuerdos por como se están llevando las cosas dentro de FUNDACITE Mérida, entonces automáticamente la crítica es contestada con represión laboral, más carga de trabajo y acoso sin sentido (que justifican como “seguimiento”) y que no aplican de manera plena a todos los trabajadores sino únicamente a los cuadros críticos que en muchas oportunidades hemos demostrado el compromiso revolucionario.

Como militantes de la revolución rechazamos categóricamente cualquier culto al personalismo y el aprovechamiento de los planes, programas y proyectos del Gobierno Nacional para el impulso personal y el escalamiento de posiciones. Por tal motivo, solicitamos que se lleve a cabo una auditoría profunda a la gestión del actual Presidente de FUNDACITE Mérida, proponemos que el próximo Presidente de FUNDACITE Mérida surja de la lucha del pueblo y de las comunidades organizadas, exigimos que se promueva a nivel ministerial estructuras horizontales donde participen comunidad y trabajadores conjuntamente en la gestión y control de las Unidades Territoriales.

Sin otro particular a que hacer referencia.
¡En el espíritu de Simón Bolívar!

Atentamente,
COLECTIVO DE TRABAJADORES JOSÉ LEONARDO CHIRINO

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: