Inicio > Colectividad, Filosofía Conceptual > Para la discusión en torno a Heinz Dieterich

Para la discusión en torno a Heinz Dieterich

28 de diciembre de 2012 Deja un comentario Go to comments

No es posible un Socialismo con partidos y parlamentos

Por Willi Übelherr

Querid@s Amig@s,

me alegra mucho el hecho de que al fin se está iniciando una nueva discusión en aporrea. Al mismo tiempo me desagrada la forma de cómo se lleva acabo esta discusión, porque sus participantes actúan al mismo nivel que su contringante Heinz Dieterich.

Heinz Dieterich es un burócrata a carta cabal. Para él las personas sólo son estadistas. Las coordina y dispone de ellas dentro de un plan económico, moviéndolas de un lado para el otro como le da la gana, desde su trono académico.

Esos eran los métodos de la SED de la antigua República Democrática Alemana (RDA) de los cuales todos conocemos los resultados. Por su lógica un capitalismo de Estado siempre es inferior que un capitalismo privado neoliberal. Lo mismo ya lo dijeron en las obras escritas por los neoconservadores estadounidenses, los “Chicago Boys”, Milton Friedmann y Friedrich August von Hayek.

El hecho de que Heinz Dieterich pisotea las emociones de los venezolanos de esa manera, sólo demuestra su propio estado emocional. Dietrich es incapaz de desarrollar sensibilidad y comprensión por las necesidades del pueblo venezolano. Sabemos muy bien que gente como Heinz Dieterich, al igual que los aparatos diseñados por él, nunca se convertirán en socialista, ni siquiera si así lo quisiera. Porque sin empatía no es posible un socialismo.

Sin embargo, me asustaron las respuestas de los participantes en la discusión. Guillermo Guzmán por ejemplo califica el Partido Comunista de Venezuela (PCV) como una organización de la CIA. Pués lo mismo he vivido en la RDA como comunista que soy. Guillermo, estás loco de remate!

Tanto en el PCV como en el PSUV se encuentra gente cuyo único compromiso es su ego, su egoísmo o su egocentrismo. En ambos partidos también encontramos a gente cuyo único concepto del socialismo es de carácter burocrático. En ambas organizaciones encontramos a gente que sólo se interesa en cargos políticos y en el protagonismo personal. Y de repente en ambas organizaciones también encontramos a gente que recibe un sueldo externo adicional. Pero lo más cierto es que en ambos partidos encontramos a gente corrupta, abusando de sus funciones públicas para enriquecerse personalmente, a toda costa.

Pero a pesar de esto la mayoría de los miembros de ambas organizaciones tiene un profundo interés en una sociedad de justicia e igualdad. En ambas organizaciones también existe una lucha contra sus liderazgos o por lo menos contra ciertos funcionarios.

Pero sea como sea, basados en nuestras ideas y visiones siempre somos una gran familia. La variedad de símbolos y nombres son de segundo plano.

Nuestros enemigos no son tanto los capitalistas privados, los actores de la privatización. Es más fácil contrarrestar a estos enemigos que combatir a nuestros enemigos internos, que son los burócratas y egoístas en las instituciones gubernamentales y en los partidos políticos. Esto nunca lo deberíamos perder de la vista para poder desarrollar más tolerancia y tranquilidad.

En lugar de las batallas de trinchera deberíamos dedicarnos a la gran tarea de la construcción del socialismo que sigue siendo nuestro tema más importante. El socialismo no se deja construir mediante partidos y parlamentos, ni a través de leyes y decretos.

Rosa Luxemburgo en su programa del Partido Comunista Alemán (KPD) escribe en 1918:

“La realización del orden social socialista es la tarea más inmensa que jamás le ha correspondido a una clase y a una revolución en la historia universal. Esta tarea requiere una transformación completa del Estado y una revolución en los fundamentos económicos y sociales de la sociedad.

Esta transformación y esta revolución no pueden ser decretadas por ninguna institución, comisión o parlamento, solamente las puede llevar a cabo la misma masa del pueblo.”

Amig@s, esta verdad no tiene fecha de vencimiento. Heinz Dieterich no entiende esto. Él gira de universidad en universidad, privatizando al mismo tiempo las obras de Arno Peters en torno a la teoría de la economía de las equivalencias, véase http://www.puk.de. Es esa teoría de la economía de las equivalencias la que tiene que convertirse en nuestro elemento central, porque sólo ella nos brinda un valor objetivo dentro de los procesos de intercambio económicos, si es que necesitaramos ese ajuste cuantitativo en primer lugar.

Tenemos que arrancar de sus bisagras el sistema monetario especulador, quitarle su capacidad para robar y para fungir como instrumento para la esclavización indirecta. Sin embargo, nuestro norte es la construcción de una economía socialista propia y autónoma. Desde punto de vista nuestro esto sólo se logra con una economía comunal, organizada masivamente decentralizada y masivamente paralela. Basada en una infraestructura tecnológica y organizada por el Poder Popular.

Lo que denominamos aquí el “Poder Popular” sí corresponde plenamente a nuestros principios. Pero no hablo del teatro representativo europeo en torno a los partidos y los parlamentos, que también lo vemos aquí en Venezuela. Esto es nada más que otro sistema fraudulento y engañoso que bloquea e inhibe la autoorganización. La representatividad no tiene nada que ver con el socialismo y es la vieja basura en ropa nueva.

La mayoría de los participantes en la discusión cree que las gobernaciones conquistadas por el PSUV aseguran el camino hacia el socialismo. Pero esto, querid@s amig@s es una gran ilusión. Con esto aún no hemos conseguido nada en absoluto. La mayoría de los gobernadores psuvistas están impregnados con los principios y la forma de vivir capitalistas, más bién le temen al Poder Popular como el diablo al agua bendita.

El verdadero Poder Popular no necesita ni gobernadores ni alcaldes. El Poder Popular es la autoorganización, la autogestión, el autodesarrollo local. Es la expresión política de una sociedad que se basa en la igualdad, sociedad que crea las condiciones fundamentales para la vida de todos a través de sus actividades económicas. Nuestra sociedad consiste de todos quienes laboran en ella, de todos quienes puedan desarrollar una responsabilidad colectiva, porque la colectividad siempre se fundamenta en la responsabilidad para cada miembro. Esto es su fundamento.

El Poder Popular presupone el principio de la igualdad de toda la gente. Entonces miran a su alrededor y vean dónde en Venezuela existe este principio de verdad. Yo sólo lo he visto en comunidades rurales pequeñas, en su mayoría indígenas. En cambio en las ciudades sólo existe la autocracia de los feudos privados de los jefes de los recursos sociales. No existe ni siquiera el control obrero que es la aplicación del Poder Popular en ambientes más pequeños.

No pueden coexistir la gestión privada y el Poder Popular. La única expresión sistemática es el Control Obrero. Directores o presidentes quienes de manera egoísta y déspota organisan su dominio privado no son compatibles con el Poder Popular. Esto vale para todas las instituciones del Estado.

El uso del nombre del Presidente Chávez para nada no nos hace chavistas. Sólo cuando absorbemos sus ideas, cuando hacemos nuestras sus visiones y las refleccionamos y realizamos en nuestros entornos concretos, cuando nos convertimos en portadores de las mismas porque las entendemos y las aprobamos, sólo entonces nos convertimos en chavistas. Y así nos convertimos en portadores y practicantes del Poder Popular, en portadores y practicantes del Control Obrero, en portadores y practicantes de la economía comunal y de la autoorganización comunal, en portadores y practicantes de las ciencias naturales y las teorías técnicas.

Como dijo Berthold Brecht: “La habladera no nos alimenta”.

Saludos, Willi Uebelherr, 22.12.2012
wube@gmx.net

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: