Inicio > Colectividad, Filosofía Conceptual > Lo importante somos los seres humanos y no las instituciones

Lo importante somos los seres humanos y no las instituciones

3 de marzo de 2013 Deja un comentario Go to comments

Debate sobre los principios del Socialismo (7)

Querid@s Amig@s,

Continuando las discusiones sobre los principios del socialismo nos dedicamos a una de las preguntas esenciales. Todo lo referente a la economía que nos proporciona la base material para un buen vivir, lo vinculado a los sistemas e infraestructuras tecnológicas, para una producción razonable enfocada en nuestras verdaderas necesidades, todo esto se puede realizar de manera muy simple, según su esencia y nuestros requerimientos. Esto sí, si queremos ser serios y razonables, entonces tenemos que ser realistas y no perdernos en los mismos sueños consumistas de siempre.

Pero la realidad es otra, no sólo en Venezuela o América Latina. En todo nuestro planeta nos encontramos con las mismas formas de apariencia: burocracias gigantescas, gigantescos constructos de sistemas que reproducen a sí mismos, que asfixian las personas además de obligarlas a vivir de las formas más absurdas y que las convierten en esclavos de su propia sistemática. Lo que nada tiene que ver con racionalidad o sabiduría.

Pero es fácil descubrir lo que quieren esconder todos y cada uno de estos sistemas. Pués todas estas estructuras son construidas de, por y para aquellas élites minoritarias cuya única meta es vivir como parásitos en un lujo ilimitado a costa del resto de la población mundial, sin esfuerzo propio en absoluto. Según la visión de las élites esa población mundial es una masa amorpha de objetos, de esclavos al servicio de ellas.

Debido a que la esclavitud directa no funciona a largo plazo, y porque las mismas élites no se veían en condiciones de organisarla, realizarla y mantenerla funcionando, inventaron una gran variedad de sistemas y teorías de Estado coercitivas. Donde esto no era suficiente se generaron, o mejor se introdujeron otra gran variedad de religiones, con sus respectivas ramificaciones como en las teorías económicas, jurídicas y administrativas.

Pero si atravesamos el velo de lo constructivo, entonces al otro lado vemos algo muy diferente. Vemos que el fundamento para nuestras formas de vivir somos los seres humanos mismos, los cuales actuamos como parte de la naturaleza y dentro de la misma. Y de repente desaparece toda coerción que siempre fue el motor de la mayoría de nuestras acciones. Si hoy miramos alrededor del mundo, entonces rápidamente nos damos cuenta que la gente tanto en las conurbaciones como en las regiones rurales se ocupan con tonterías o absurdidades que nada tienen que ver con ellos mismos, es decir con el ser humano. Nos damos cuenta que nuestras acciones son producto de una serie de sistemas coercitivos que no son justificables en la realidad concreta. Todos estos sistemas son construcciones dogmáticas, que no soportan un análisis crítico.

Por ejemplo, no necesitamos ejércitos militares en ninguna parte del mundo. Podemos disolverlos de una vez sin que nos hagan falta, por lo contrario, se nos abrirán más espacios libres, tanto geográfica como comercialmente. Tampoco necesitamos los derechos a patentes o licencias. No necesitamos burocracias ni instancias representativas. Tampoco parlamentos y partidos. No necesitamos el Estado ni nada de sus instrumentos.

Necesitamos la cooperación entre los seres humanos, en aquellos espacios donde hacen vida, en las comunas. Las comunas son los elementos constituyentes de toda sociedad. Son las redes que nos permiten comprender nuestra realidad. Son estables en el momento que poseen una economía comunal estable. Ésta es el fundamento de una comuna, es su núcleo. Solamente una economía comunal altamenta autosuficiente también genera una comuna. Las comunas no sólo son espacios geográficos donde se acumulan las viviendas de un número de personas. Las comunas desarrollan su propia vida, se vuelven vivientes, generan su propia forma de vida.

En esto se basan nuestra cultura y nuestras relaciones sociales. No se generan desde la nada o de sí mismas. Las generan fuertes bases cooperativistas y re-accionan a su vez sobre nuestras bases de vida y nuestras formas de hacer economía. Son procesos circulares como todo proceso natural. Nuestro pensar todavía se opone a esto, porque no comprendemos las leyes internas e huímos en constructos virtuales.

La pregunta “Qué es Ilustración?” la respondió Immanuel Kant contundentemente así: “Es la superación de la inmadurez auto infligida”. No podemos eternamente seguir culpando a los demás por todas las absurdidades que ocurren en nuestro planeta. Que los capitalistas, que los banqueros, que los políticos, que los funcionarios del partido y de los sindicatos, los funcionarios p+ublicos, los especuladores, etc., etc.

Sociedades elitistas basadas en la desigualdad impuesta siempre tienden al gigantismo inútil y a la sobrecarga con una súperestructura completamente innecesaria. El consumo de los recursos naturales se incrementa de manera ilimitada. La relación entre esfuerzo y resultado tiende a lo abstruso. Todo se debe a una lógica que sólo se justifica desde sí misma. Lo podemos ver en todos los diferentes ámbitos de la indústria. En la agricultura industrial, la arquitectura urbana, la generación, la distribución y el consumo de energía, en el sistema educativo, el militar entre otros. Sin embargo, el colmo de los constructos dementes es el sistema monetario con su sistema financiero independiente donde se sustituye a la razón y al sentido común por la estupidez y la codicia.

Está en nuestras manos. Sólo nosotros somos capaces de crear un mundo nuevo donde caben las leyes internas de la vida, de las cuales nosotros somos los portadores. Nosotros podemos aprender a comprender las condiciones para nuestras formas de vivir. Lo podemos hacer en nuestra condición de igualdad diversificada que poseemos todos los seres humanos.

Lo importante somos los seres humanos y no las instituciones!

Willi Übelherr, 03.03.2013
wube@gmx.net
Merida/Venezuela

REDES Comunales Merida
http://www.redescomunalesmerida.wordpress.com
redescomunalesmerida@gmail.com

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: